Guía sobre la Henna. 1ª parte.

En esta entrada, voy a compartiros todo lo que sé sobre una planta maravillosa, la Henna.  Como va a ser un buen chorro de información, el post va a estar dividido en dos entradas, la segunda la tendreís disponible la próxima semana. Como es habitual, tenemos vídeo acompañando a esta entrada de mi canal de Youtube, La información es completementaria a la que encontrarás en este post. ¿Qué es la Henna? Es un tinte vegetal, que se obtiene de las hojas secas y molidas, de un arbusto de origen árabe llamado Lawsonia Inermis . Estas hojas, se mezcla con líquidos y otros vegetales para obtener una pasta, con la que podremos teñir nuestro cabello y crear tatuajes temporales . En determinadas culturas es tradición decorar las manos y los pies de las novias el día de su boda con este tipo de pigmento, esta técnica recibe el nombre de  mehandi. Beneficios de la Henna 1. Revitaliza y protege el cuero cabelludo. Por lo que reduce la pérdida de cabello, fomentando el crecimiento del mismo.  2.Aport

Arroz para la piel

                                     

 Anteriormente he hablado del arroz por aquí y esta incluido en varios post, que dejaré enlazados a lo largo del post, pero hoy vamos a ver que propiedades nos puede aportar a nivel cosmético en la piel:


Algunas de las vitaminas que contiene son B3,B5, B6 y E.




Contiene compuestos antioxidantes como la vitamina E, los flavonoides y los ácidos fenólicos. Estos antioxidantes ayudan a proteger la piel contra el estrés oxidativo causado por los radicales libres, que pueden dañar las células y acelerar el envejecimiento de la piel.  La vitamina E, ademas ayuda a mantener la piel suave, hidratada y protegida contra los efectos dañinos de los rayos ultravioleta del sol. También puede ayudar a reducir la inflamación y promover la regeneración celular.





Tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias que pueden ser beneficiosas para las personas con piel sensible o propensa a la irritación. La aplicación tópica de agua de arroz o extracto de arroz puede ayudar a aliviar la inflamación y reducir la rojez en la piel. Por lo que resulta muy interesante, si como yo, padeces de dermatitis atopica. Esto gracias a la vitamina B5 (ácido pantoténico),  esencial para mantener la salud de la piel. 




Cuenta con propiedades hidratantes. El almidón presente en el arroz crea una barrera en la piel que ayuda a retener la humedad, manteniéndola hidratada y suave, gracias a las vitaminas B5 y B6.


En forma de polvo fino o harina de arroz se puede utilizar como un exfoliante suave para eliminar las células muertas de la piel y mejorar la textura. Al ser un exfoliante suave,es adecuado incluso para pieles sensibles.

Ademas la vitamina B3, la cual tiene múltiples beneficios para la piel. Ayuda a mejorar la función de barrera de la piel, reducir la pérdida de agua transepidérmica y mantener la hidratación. También puede ayudar a disminuir la apariencia de manchas oscuras, suavizar la textura de la piel y reducir los signos de envejecimiento.


Hay varias formas de utilizar el arroz para el cuidado de la piel. Te propongo algunas:


Agua de arroz:

 Del agua de arroz he hablado previamente por aquí y la utilizo habitualmente en mi rutina facial, dejo a continuación el enlace de como prepararla de 3 formas diferentes:

Como preparar agua de arroz

Puedes utilizar el agua de arroz como tónico facial o como base acuosa para las mascarillas caseras. Personalmente es mi opción favorita por todas las propiedades que tiene y lo facil que se obtiene. Siempre tengo un par de botes de agua de arroz en mi nevera, las cuales voy fermentando con diferentes ingredientes.

Agua de arroz fermentada para la cara






Mascarilla de arroz:

 Puedes hacer una mascarilla casera utilizando arroz cocido o añadiendo extracto del mismo, por ejemplo combinado con aloe vera, hibisco...




Exfoliante de arroz: 

El arroz también se puede utilizar como un exfoliante suave para eliminar las células muertas de la piel. Puedes utilizar harina de arroz o polvo de arroz, combinado con otro ingrediente, por ejemplo con miel, yogur o jabón.