Mis productos favoritos para el cuidado en el embarazo

Hoy os traigo una entrada que llevo algún tiempo preparando, y se trata, de todos esos productos, que me ayudaron a cuidarme durante el embarazo, sobretodo a nivel de piel, porque personalmente, con el pelo, seguí con la misma rutina de siempre, ya que no tuve cambios en ese sentido, salvo la bendición de tener mayor cantidad de pelo, cosa de la que siempre he ido algo escasa, y que por suerte,a día de hoy, parece que se va manteniendo con más cantidad de lo que ha sido habitual en mi, veremos a ver lo que dura.




Como en cada entrada, os dejo la entrada también de mi canal de Youtube, que podéis ver aquí mismo si queréis.



Estrías

El principal problema al que nos enfrentamos en el momento de quedarnos embarazadas, es bastante obvio, la tripa, va a crecer, y consecuentemente, la piel de esa zona se va a estirar muchísimo, con bastante probabilidad que puedan aparecer las temidas estrías. 

Las estrías, son lesiones de la piel, que ocurren cuando esta estira rápidamente haciendo que las fibras de la misma se rompan. 

Y aunque el factor genético, hace muchísimo en este sentido, que ayudemos todo lo posible a la piel, puede ser bastante decisivo para que no lleguen a aparecer. Por este motivo, es importante tenerla bien hidratada y nutrida, para eso, hay muchos productos que nos pueden ayudar.


Os compartí, hace algún tiempo, la mezcla antiestrias que estuve utilizando durante mi embarazo, y que he seguido utilizando durante bastante tiempo, ya que hasta que tiene muchas propiedades útiles también para el postparto. A continuación tenéis el enlace, en el que os cuento con detalle las proporciones necesarias, y con que podéis sustituirlos.





Esta mezcla la estuve utilizando siempre tras la ducha y aplicada con un masaje sobre la piel húmeda, en el pecho, vientre,espalda, caderas y gluteos, ya que son las zonas en las que la piel se puede dar de sí.  En el resto del cuerpo, solía utilizar únicamente el aceite de base. 



HIDRATACIÓN Y PICORES

Es muy probable tener picor, sobretodo en la zona de la tripa, bien llegando al final del embarazo, al principio, o durante todo...ya que cada mujer es diferente, la piel esta estirando muy rápido, y además el cuerpo sufre muchos cambios a todos los niveles, entonces no le da tiempo a reparar la piel a tiempo,de ahí la importancia de mantenerse hidratada constantemente, ya no sólo para evitar las estrías, que a fin de cuentas, sólo es un daño estético, si no para evitar los picores, que al menos en mi caso, padeciendo dermatitis atópica, os podéis imaginar, cuando tengo sequedad, acaban derivando en eccemas.




Esto se soluciona muy fácil, bebiendo bastante líquido, principalmente agua, infusiones aptas, leche o bebidas vegetales (sin azúcar por favor)... e hidratando la piel, bien con la mezcla que os comentaba en el punto anterior, o bien con alguno de los siguientes aceites, de los cuales tengo un post en exlcusiva para cada uno de ellos:




Otra opción, para quien no le guste el formato aceites, es utilizar cremas hidratantes, durante mi embarazo, utilicé 2, y las alterné con los aceites.

Aproveché un 3x2, para hacerme con 3 latas grandes de la famosa Nivea Cremme, es muy conocida para utilizarla, entre otras cosas, para el embarazo, pero claro, todos conocemos su textura, y resulta bastante engorrosa de utilizar, así que sólo la utilizaba antes de irme a dormir.






Por lo mismo, utilicé otra para alternarla por las mañanas, o por si durante el día tenía algo de picor, y poder alternar con el aceite, en este caso, usé el Body Milk de Calendula y Aceite de Oliva Virgen Extra de Notaliv,  (click para ir a la reseña)la cual es bastante hidratante, pero se absorbe muy rápido, teniendo una composición de 10. Os invito a pasaros por la reseña y conocerla más a fondo, de hecho, es tan buena, que me sobró un poquito del bote, y lo terminé gastando hace unos meses con mi hijo.







Para la zona del pecho, aunque se puede utilizar la Nivea Azul, de hecho es bastante recomendada para ello, cualquiera de los aceites que os comentaba anteriormente, o incluso la mezcla antiestrias, preferí optar por tener una hidratante especifica para esta zona, para poder reaplicarme, o alternar con las otras en el caso.

Elegí la Bust Cream de Palmer's  (click para ir a la reseña)la cual ya había utilizado hace tiempo, y me gustó mucho. La elegí principalmente, porque, al igual que cuando la utilicé anteriormente, se me creaban descamaciones por la zona del roce del sujetador.

 Tiene una composición muy buena, un olor increíble a chocolate, y se puede utilizar durante la lactancia.  Aunque la verdad, durante la lactancia, he prescindido de ella, y he utilizado otros productos (que si os interesa, puedo comentaros en un próximo post )

Esta crema ademas de hidratar, promete reafirmar el pecho, aunque ya sabéis que esto por si sólo no hace milagros.

La firma, tiene una gama muy amplia de hidratantes para embarazadas.

             



Mi rutina basicamente era utilizar la hidratante de Notaliv en las mañanas,  junto con la de Palmer's y la Nivea Cremme durante la noche, salvo cuando me duchaba, que la aplicación de la crema que fuese, la cambiaba por la mezcla de aceites. Normalmente me ducho por la noche, así que era más habitual que no me aplicase la Nivea, pero hubo bastantes noches, que al ducharme antes de cenar, antes de irme a dormir, igual me aplicaba un poco de Nivea...pero desde luego, hidratación no me faltaba.






Acné en el embarazo


La piel se vuelve loca, literalmente hablando durante el embarazo, hay mujeres que tienen la piel como nunca en su vida, y otras que todo lo contrario. En mi caso, mi piel, cada día era de una manera, unos días era un hervidero de aceite, y otros seca como el Sahara, las hormonas hacían lo que querían, y para complicar más la cosa, además me salieron milliums y algunas espinillas. Un completo.

Hace tiempo, publiqué una entrada tratando el tema del acné hormonal, en un modo más general (click para ir)

Hay que actuar con cabeza, y no dejar de utilizar productos aptos para nuestro tipo de piel, porque lo único que vamos a conseguir es desequilibrarla aún más. En caso de dudas, acudid a un centro profesional, y que os asesoren bien. 


En mi caso, cuento con la ventaja de ser del sector, así que partía de la base de saber de sobra lo que necesitaba mi piel, pero hay una premisa que teneís que tener en cuenta, si tu piel siempre ha sido grasa, y ahora esta seca, no es que se haya vuelto seca, es que esta terriblemente deshidratada, y si siempre ha sido seca, y ahora esta grasa, como le ocurrió a la mia, es porque esta produciendo más sebo de la cuenta.


Yo, simplemente dejé de utilizar productos que me aportasen demasiada hidratación a la piel, como aquellos que contienen manteca de karité y similar, y opté por utilizar otros que fuesen equilibrantes y respetuosos con mi piel, pero NUNCA para piel grasa, ya que mi piel no es así.





Dos productos, fueron esenciales para mi en este sentido, como limpiadora,la elegida fue la  Sensitive de Ziaja , (Click para ir a la reseña) la cual resulta muy respetuosa por la buenísima composición que tiene, sin resecar, ni aportar grasa.  De hecho se que no soy la única que la ha adorado durante su embarazo por el mismo motivo, además, puede utilizarse como gel de cuerpo, así que si el problema es extendido, también nos salva en ese punto.

El segundo producto que utilicé, fue El agua de Avena de Deliplus,  (Click para ir a la reseña), el motivo por el que elegí este producto, es porque podia reaplicarlo una y otra vez durante el día, fuese maquillada o no. Normalmente lo utilizaba como tónico, pero también lo utilizaba en ocasiones si notaba la piel un poquito reseca, además de para el montón de usos que tiene, y os cuento en su propio post. 






Para combatir un poquito con las espinillas y milliums, no tuve muchas opciones disponibles, ya que casi todo lo que sirve para ello, no se debe utilizar estando embarazada, por ejemplo los aceites esenciales más utilizados para ello, están contraindicados, pero hay uno que nos queda disponible, el Aceite Esencial de Citronela , del cual os hablé detenidamente en su entrada, y os contaba que uno de los usos que tiene, menos conocido, es el de poder tratar el acné, y siendo apto para el embarazo.

Eso sí, es importante no abusar de él, porque la piel se sensibiliza mucho durante esta etapa y no queremos tener problemas.  

Mi forma de utilizarlo, era aplicarlo directamente con un bastoncillo, sobre el granito a tratar, pero siempre después de toda la rutina aplicada en el rostro, y como mucho cada 3 o 4 días.










Dormir

Muchas embarazadas acusan problemas de insomnio, o costarles dormir mucho, para eso, yo he dado uso al Aceite Esencial de Lavanda, del cual tengo un post pendiente desde hace tiempo.

Este aceite, es muy conocido por su capacidad para relajar, y como podéis imaginar, también es apto para utilizarlo durante el embarazo, también, para el mismo fin se puede utilizar el Aceite Esencial de Lavandín, que es similar, pero no exactamente igual.


                        

Ambos, los podemos utilizar con un nebulizador de esencias, o sobre una bolita de algodón, podemos aplicar un par de gotas, y dejarlo sobre la mesita de noche. También podemos aplicarnos un poco sobre las zonas de pulso, mezclado con un poco de crema hidratante.


Hinchazon de piernas. Retención de liquidos.

En este punto, es muy importante tener en cuenta, que no se deben utilizar productos que contengan menta o menthol, ya sea como aceite esencial, extracto o lo que sea, ya que esta contraindiciado, y ante la duda, consultad siempre con un profesional.

Para esto, vamos a utilizar cositas de las que os he ido hablando por el post, y es que es tan sencillo, como combinar, un aceite, o hidratante, con el aceite de lavanda, y aplicarnos por las piernas con movimientos ascendentes, desde los tobillos, hacia arriba, y si es necesario en los pies, también podemos aplicarlo.

Como truco, os diré que para la retención de liquidos, es muy, muy importante hidratarse bien, es decir, beber bien de agua, y además moverse, andar, bici estatica, estiramientos...o lo que podaís hacer. En mi caso lo notaba mucho el día que no podía salir a andar por el mal tiempo.





En definitiva, son todos productos que se pueden utilizar también sin estar embarazada, y de hecho muchos de ellos los he usado antes, y después de ello. Me encantaría saber que utilizaste tu, o si conocías alguno de los usos que te he comentado.

Besitos!

Comentarios