Champú de agua de arroz.

 No es la primera vez que hablo del agua de arroz por el blog, así que os dejo a continuación todos los enlaces en los que lo he tratado previamente.



En esta ocasión, traigo una receta diferente, la adaptación de la receta tradicional de la Tribu de las mujeres Yao del pueblo Huangluo, en China. Y es una adaptación porque algunos ingredientes son prácticamente imposibles de conseguir.


Como es habitual, la entrada se acompaña de un video de mi canal de Youtube, por si quereís ver la receta de manera más visual:





Mujeres Yao



La tradición en torno a su cabellera es una autentica maravilla, y es que estas mujeres ostentan el Record Guiness del cabello más largo, teniendo alguna de ellas una cabellera de 2 metros, brillante, de color azabache y sin canas, aunque en alguno de los videos comentan que a partir de los 70-80 alguna aparece.

Aparte de su receta secreta, cuentan con una buena genética que las predispone a ello, un lugar con unos alimentos y clima limpio y una vida libre de estrés. Todo lo contrario a lo que muchas personas vivimos en nuestro día a día y que es bastante incompatible con una melena de estas dimensiones.

Es curiosa la historia que conlleva a estas mujeres, su tradición que marca desde el tipo de peinado que usan en función de su estado civil y el número de hijos que tienen, o que sólo se cortan el pelo una vez en su vida, al cumplir los 17 años, que lo guardan, y más adelante, cuando se casan lo incorporan a su peinado como si fueran extensiones. A lo largo de la vida van guardando además los cabellos que se caen durante el peinado, y los reúnen en un nuevo grupo, teniendo así "2 extensiones".

Hay varios videos en Youtube que explican sus estilos y la celebración anual, en la que todas las mujeres van al río juntas a lavarse el cabello.



Como hacer champú de agua de arroz


Aunque es muy sencillo de preparar, necesitamos realizar varios pasos antes, vamos con el primero:

1. Agua fermentada de arroz

Lo primero que necesitamos es ARROZ

Las mujeres Yao, utilizan un tipo de arroz llamado Sticky Rice. Realmente podemos usar cualquier tipo de arroz que tengamos a nuestro alcance, optando preferentemente por los que sean de origen ecológico.

Yo utilizo la variedad redondo.


Tras la realización del champú, el arroz se puede cocer y comer con normalidad, así que se puede hacer acorde a las medidas necesarias para realizar la comida.

  • Lavaremos la medida de un vaso de arroz bajo el grifo para eliminar impurezas. Podemos ayudarnos poniéndolo en un bol, yo lo hago directamente en un colador.


  • Este arroz, lo pondremos en un bol, o un recipiente,  y añadiremos agua limpia hasta cubrirlo.

  • Lo frotaremos con ambas manos, dando una especie de masaje a los granos de arroz, hasta que el agua se torne totalmente blanca.
Aproximadamente este proceso lleva unos 5 minutos, pero hay variedades de arroz que se tarda más.

Personalmente masajeo el arroz mientras llega a hervir el agua donde lo coceré para comerlo después.


  • Retiramos el agua, a un tarro o recipiente, y dejamos que fermente a temperatura ambiente.

Yo lo dejo de 24 a 72 horas en verano, y hasta una semana o más en invierno. Las mujeres Yao, la van juntando en una vasija y la dejan fermentar desde una semana hasta un mes. La idea es que este agua comience a oler agrio. Ahi sabemos que esta fermentada. Así que el tiempo necesario puede variar en función del clima que haya donde tu vivas, y las condiciones de tu hogar.

Hay personas que lo guardan en un armario cerrado, yo la dejo en la encimera de la cocina para no olvidarme de ella. 


  • Una vez tenemos el agua de arroz fermentada, vamos a parar esa fermentación.  Añadiremos el agua a una olla, con la cáscara de una naranja, limón, pomelo...lo que tengas habitualmente.
Puedes juntar agua de diferentes días si la tienes fermentada ya.

Las mujeres Yao usan  pomelo Chino, pero es caro y complicado de encontrar. Básicamente necesitamos Vitamina C, y además de un olor rico en este preparado, usa lo que puedas encontrar.

  • Pondremos a hervir el agua junto a las cáscaras a fuego fuerte. Cuando comience a hervir baja a fuego medio y deja que cocine por 15 minutos.


En esta olla, las mujeres Yao, añaden 2 ingredientes muy importantes, que son los que realmente convierten el agua de arroz en un champu.




2. Tea Seed Bran. Semilla de Té (Camellia Sinensis)


Se puede encontrar bajo el nombre:

Tea Bran
Tea Coky
Tea Cake
Tea Seed Powder



Este ingrediente lo obtienen tras la elaboración del aceite de té (que no tiene nada que ver con el aceite del arbol del té que procede de Australia, este es el del té verde, el que nos tomamos en infusión). Hacen una especie de prensado y secado con las semillas, y las cuecen junto al agua de arroz fermentada.

Es importante para el champú porque contiene SAPONINAS. Las cuales hacen posible lavarse el pelo con esta mezcla.

El problema es que al menos en España me ha resultado prácticamente imposible conseguirlo, así que tras mucho investigar, os comparto varias alternativas que podemos usar en su lugar.


  • Shikakai
  • Sidr
  • Reetha /Aritha (Nueces de lavado)

Podéis usar sus versiones en fruto o en polvo. Si las usais en fruto hay que cocerlas junto a los citricos en el agua anterior.

Mi opción preferida de las tres es el Shikakai, porque comparte más propiedades con el Tea Seed, siendo muy beneficioso para la caída capilar. Ya o hablé anteriormente del Shikakai en el blog así que os dejo el enlace a continuación





3. He-Shou- Wu (Fo-Ti)

El segundo ingrediente importante, es una raiz muy utilizada en diferentes partes de Asia. Es conocido por sus propiedades restauradoras del cabello y su capacidad por aumentar la producción de melanina, es decir, que es realmente efectivo con el retraso en la aparición de canas. 


En otras palabras, es el ingrediente causante de que estas mujeres no tengan canas incluso en edades avanzadas.


Es más fácil de encontrar que el anterior, aunque no es precisamente económico. Por lo que os dejo otras alternativas en caso de que os cueste encontrarlo. 


  • Amla (Cuidado con esta que levanta la HENNA)
  • Bhringaraj
  • Bhrami
  • Aswagandha

Estas 4 es más habitual encontrarlas en polvo, pero si las conseguís en fruto también tendriais que añadirlas junto a los citricos.




4. Champu de arroz fermentado


Si hemos usado los 2 ingredientes en fruto:

  • Esperaremos a que se enfríe un poco, colaremos y podremos utilizarlo.


Si hemos usado los 2 ingredientes en polvo:

  • Dejaremos enfriar la cocción del agua de arroz y cítricos
  • En un recipiente no metálico añadimos, 1 cucharada de Tea Bran (o sustituto) y  otra de He-Shou-Wu (o sustituto). Mi elección es Shikakai y Bhrami.
Recomiendo utilizar mascarilla cuando utilicemos polvos ayurvedicos, ya que son muy volatiles y si entran por las vias respiratorias pueden resultar muy irritantes.

  • Vamos añadiendo poco a poco el agua de arroz ya cocida y fría, mientras mezclamos los polvos con un utensilio que no sea metalico.

  • Es preferible hacer este paso cuando vamos a usarlo pero puedes guardarlo en la nevera si no lo vas a usar ese mismo día y sacarlo un rato antes cuando vayas a utilizarlo o si tienes mucha cantidad, dejarlo preparado en porciones y congelarlo e ir sacando cuando necesites.



Como utilizar el champú de agua de arroz


Las mujeres Yao desenredan sus cabellos con un peine de madera natural, comenzando por las puntas, medios y por último las raices. 

Peinan su cabello boca abajo, y con ayuda de un barreño, depositan ahí el agua de arroz y la van rociando por todo el pelo.

Recomiendo ayudaros de un vaso o cuenco pequeño para esto, ya que facilita mucho el trabajo.


  • Se aplica sobre el pelo seco, y debemos empaparlo por completo, haciendo un masaje por toda la raíz.
Si usas Shikakai ten cuidado que no entre en los ojos
  • Una vez tengamos todo el pelo humedecido, escurrimos el exceso y nos lo recogemos en un moño.

Recomiendo tener una toalla en los hombros o alguna diadema tipo las de hacer deporte para evitar churretes, porque NO SE DEBE TAPAR.

Si lo aplicas bien, no debe chorrearte, pero las primeras veces, puede que te pase.



  • Dejamos actuar de 20 a 30 minutos.

  • Aclaramos con agua, preferiblemente fría, si la aguantas. 

Las mujeres Yao se lo retiran en el agua del río, o cuando llueve recogen ese agua para aclararse el pelo.  Pero estoy segura que si vivis en una ciudad como yo, no es una opción muy viable.



Otros datos:

He visto que en muchas recetas añaden aceites esenciales, si quieres puedes opcionalmente añadir a la receta unas gotas de alguno que te guste, y ayude al cabello. Personalmente prefiero el resultado que obtengo prescindiendo de ellos en esta receta, ya que noto que si los añado el pelo me dura menos días limpio. Así que esto es muy personal. Además la receta la puedes personalizar completamente simplemente añadiendo las hierbas que tu consideres mejor para ti.



¿Cada cuanto usarlo?


Bien, ya traté el tema de la proteína en el último post, que si no lo has visto te lo dejo a continuación:




En ese post, comenté brevemente, que el arroz tiene proteína (aunque algunas personas defienden que su molécula es más grande que el cabello y esta no llega a penetrar). Por lo que tienes que ver la reacción que tiene tu pelo cuando le aplicas proteína y evitar saturarlo.

Si tienes el pelo muy dañado, podrás usar más proteína, y después espaciar los usos como mantenimiento.

Hay personas que pueden usarla mucho más seguido que otras.

Yo la uso cada 3 semanas, pero alterno tratamientos como este, con la Henna.



Este champú lo combino con el agua de arroz que os contaba en el post de un año usándola,  dependiendo de si tengo ya agua fermentada o no, ya que esta lleva algo más de tiempo prepararla.










Comentarios