Cronograma capilar

 Hoy traigo una entrada un poco diferente, que quizás en Europa aún no es del todo conocido, pero si es un método muy popular especialmente en Brasil.

Se trata del cronograma capilar , un sistema que se utiliza para apuntar o agendar los tratamientos que realizas en tu pelo, con el fin de que este esté sano o arreglar algún problema que tengas acusado, como puede ser caspa, falta de hidratación, dermatitis, que esté muy dañado, querer que crezca sano o como es mi caso, recuperarte de una caida capilar extrema. 


La idea de esto, es que lleves un equilibrio entre la hidratación, la nutrición y reconstrucción que tu cabello necesita, para aportarle así todo lo que requiera y conseguir así los resultados que buscas.

Como siempre, os dejo el video de mi canal de Youtube por si preferís verlo en ese formato:




Lo que son cada uno de estos conceptos lo aclaré en el post de la semana pasada, que te lo dejo a continuación por si necesitas echarle un vistazo:






El cronograma capilar se puede realizar con mascarillas caseras o comerciales, o haciendo una combinación de ambas, pero asegurándonos de que estamos aplicando lo que nuestro cabello necesita.


Personalmente suelo hacerlo con mascarillas caseras y naturales porque me funciona mucho mejor y sé exactamente lo que le estoy poniendo a mi pelo, pero eso depende de ti.


Calendarios oficiales de cronograma capilar


En primer lugar tenemos el calendario que serviría para todo tipo de cabello, donde vemos que la única variación la encontramos en la semana 3, utilizando una reconstrucción capilar.





Seguimos con el calendario que serviría para pelo poco dañado, donde tenemos la reconstrucción cada 4 semanas y más hidratación que en el caso anterior





El calendario para pelo muy dañado, sólo se puede usar durante 2 meses seguidos porque incluye dos reconstrucciones en el mismo mes. Y como os indiqué en el post anterior, la reconstrucción debe espaciarse de 3 semanas a un mes ( excepto en casos de daño extremo) ya que no queremos que haga el efecto contrario. También tenemos 3 tratamientos de nutrición. 





Por ultimo, os comparto mi calendario:


Como veis, no pongo días exactos, porque no me lavo el pelo un lunes, miércoles, viernes... me lo lavo cuando esta sucio, sin más. Lo más habitual es que sean 2 lavados por semana, por eso lo he establecido así, pero en épocas de más calor o si hago ejercicio pueden ser más.


Habitualmente, y tal como explico en el video, suelo coger una hoja cualquiera en la que apunto:


Hidratación(H):
Nutrición(N):
H:
Reconstrucción(R):
H
N
H
R


Es decir, entre nutrición y reconstrucción siempre alterno la nutrición, haciendo que entre reconstruciones haya un tiempo minimo de 3-4 semanas. Si coincide que el tiempo es menor, sustituyo esa reconstrucción por un lavado ayurvedico o alguna mascarilla de hierbas, o algo así, y continuo con el cronograma de la misma forma, utilizando la reconstrucción cuando corresponda.

No establezco una fecha fija ni me marco exactamente en que momento me tocará lavarme el pelo, simplemente voy a mi lista, y miro lo que me toca, y saco la mascarilla que tenga preparada (congelada) o si tengo tiempo, me preparo una, y en ocasiones lo grabo.

Por ejemplo, mi calendario cuando volví de la playa fue este:
 
(Os dejo enlazadas las que están ya subidas al blog)


H: Mascarilla de fenogreco
R: Henna 
H Mascarilla hueso de aguacate (congelada)
H: Mascarilla de fenogreco (congelada)
R: Lavado con Shikakai
N Aceite ayurvedico
H Mascarilla hueso de aguacate (congelada)
N Aceite de café 
H Mascarilla hueso de aguacate (congelada)
Mascarilla reparadora
N Aceite ayurvedico
H Tónico de hibisco
Champú de arroz



Las mascarillas me gusta alternarlas, y cuando me sobra las congelo, lo que hago es apuntarme que tengo esa mascarilla disponible en el congelador para el siguiente lavado, es una forma de no tener que estar pensando el que me toca, y evitar que se estropeen ingredientes en la nevera.

No obstante, si tengo cosas en la cocina que puedo utilizar en ese momento, como una penca de aloe vera que se me ha partido, o un  plátano muy maduro, lo voy  a aprovechar antes de sacar la que esté congelada.

Teneís muchas ideas de mascarillas de aprovechamiento tanto en el blog como en mi instagram.


Muchas veces si no tengo mascarillas caseras preparadas o no me ha dado tiempo a preparar alguna, o sacarla previamente del congelador, simplemente me hago un lavado de champu y acondicionador y paso el lavado correspondiente a ese día al siguiente que me lo vaya a lavar y sin problema.





Comentarios

Publicar un comentario

No dejes tu link en los comentarios. Visito todos los blogs que me comentan, y puedo acceder desde tu perfil. Gracias.

Borraré todos los comentarios que contengan link.