5 alimentos o suplementos naturales para el pelo

 Este post le tenía aparcado desde hace tiempo, y he decidido rescatarlo ahora que se acerca el cambio de estación a la primavera.



Es sabido, que en los cambios a otoño y a primavera el cuerpo se altera, y entre otras cosas, nos puede afectar a la caída del pelo, produciendo caída capilar estacional.


Por eso, en la entrada de hoy, traigo 5 ingredientes naturales, que puedes incorporar de forma sencilla en tu dieta para contrarestar esos efectos.

Como es habitual, acompaño la entrada con el video de mi canal de Youtube por si queréis verlo por ahí.



Levadura de cerveza:




Es muy conocida para su uso como nutricosmetica capilar, ya que contiene todas las vitaminas del grupo B, a excepción de la B12, por eso en algunas ocasiones se vende con ella añadida, contiene además biotina y acido fólico. Además de fibra y oligoelementos.


Funciona estupendamente para ayudar a reparar la piel, ya sea por problemas de acné o casos de dermatitis atópica o psoriasis. 

La dosis a emplear depende del formato en el que se consuma, personalmente la compro a granel y en copos. Tomo una cucharada diaria en mi desayuno, combinada con algunos de los otros suplementos de este post.

No se aconseja para personas que padezcan de síndrome de intestino irritable, porque puede resultar indigesta.





Germen de trigo:



Menos conocido que el anterior, pero muy efectivo en los mismos campos. Combinados funcionan estupendamente, aunque este se aconseja más en casos de personas más maduras, ya que se le atribuyen propiedades antienvejecimiento.

Se puede encontrar en muchos formatos, como el aceite de germen de trigo, en perlas combinado con aceite de onagra o borraja,  e incluiso en preparados como panes o galletas.

Lo tomo combinado con el anterior, una cucharada, y también lo compro a granel. Suelo consumirlo menos porque su precio es más elevado.

Desaconsejado a celiacos e intolerantes al gluten, ya que es la semilla del trigo germinada.


Polen:






Tiene propiedades infinitas, contiene proteinas vegetales, todas las vitaminas del grupo b, a excepción de la b12, además de defensas naturales, y propiedades que varian dependiendo de la zona de donde provenga.

Ayuda con la piel, la caida del pelo, el sistema inmunologico...y es beneficioso para los alergicos, eso sí, con cautela.

Si en la estación previa consumimos polen, siendo alérgicos, esta disminuye considerablemente llegada la época. Es cierto que no a todo el mundo le funciona y que hay que empezar con una cantidad mínima para evitar sustos. 

Doy fé como alérgica de que a mi me ha funcionado, y que he podido reducir bastante el consumo de antiistamicos en ese sentido. Eso si, antes de comenzar a tomarlo, consultad a vuestro especialista.

El polen, es importante asegurarse de la procedencia del mismo, que sea artesanal y de calidad, y de la cosecha del año, ya que cuanto más se seca, más pierde sus propiedades.

El hecho de que sea artesano, es interesante por el bienestar de las abejas que lo producen.

Es un ingrediente que fácilmente se encuentra en vidrio, que es 100% reutilizable.





Hibisco:




Esta maravillosa planta sirve para todo, desde que llego a mi vida no paro de sorprenderme para la cantidad de usos que tiene. Ya os hablé del hibisco en su propio post:




Se puede encontrar para uso cosmético y para consumo interno. Para consumo interno podemos encontrarlo generalmente en infusión o deshidratado. Yo prefiero la segunda, ya que en infusión no me resulta del todo agradable. Suelo tomarlo por la noche, ya que además de ayudar con el pelo por todas las propiedades que tiene, tiene la particularidad de ser digestiva y relajante, por lo que ayuda a dormir. 

Suelo tomarme una flor deshidratada acompañando de mi infusión nocturna. También la consigo a granel, y me encanta en este formato. El tiempo que empleo para tomarla es cuando no consumo el polen u otros suplementos de los que os hablaré en el próximos post.



Jengibre




Bastante conocido para fomentar el crecimiento del pelo a nivel externo, mediante diferentes preparados (algunas recetas las compartiré próximamente por aquí)


Su consumo interno es increíble los beneficios que aporta, se utiliza mucho en épocas de resfriados o cuando tenemos nauseas, o malestar estomacal, ya que se le atribuyen propiedades digestivas. Pero entre esas propiedades también tiene la capacidad de estimular el crecimiento y fortaleza del pelo.

Suelo añadirlo en polvo bien a infusiones, o directamente la raíz a algunas preparaciones como cremas o sopas. Comido directamente no lo tolero mucho. Cuando más lo consumo es en invierno porque además crea un efecto de calor y bienestar muy placentero cuando se consume.

Como tip personal, si os pica mucho, probad a añadir menos cantidad o combinarlo en cocciones lentas o usar la versión en polvo que siempre es más suave.

También se puede conseguir en comprimidos o en infusiones, aunque algunas de sabor son bastante fuertes.





Personalmente, no los consumo todos a la vez, suelo ir alternándolos entre si según la época. Normalmente consumo durante 2 meses seguidos uno paso al siguiente, aunque hay algunos que si los tomo juntos, o no los vigilo tanto, como es el caso del jengibre que simplemente lo añado cuando combina bien con las comidas.

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Me han hablado muy bien del polen y la verdad que tenía muchas ganas de probarlo :) Gracias por toda esta información, ¡feliz semana!


    ResponderEliminar

Publicar un comentario

No dejes tu link en los comentarios. Visito todos los blogs que me comentan, y puedo acceder desde tu perfil. Gracias.

Borraré todos los comentarios que contengan link.