Merendamos con Nestlé

Abel, tiene ahora mismo 1 año y 10 meses, de edad cronológica, y 1 año y 8 meses de gestacional. Mi hijo es prematuro, nació 2 meses antes de tiempo, además de bajo de peso, por lo que prácticamente hasta cumplir los 5 meses estuve suplementandole con mi propia leche (tomaba el pecho, y además me extraía para darle el biberón), Los últimos meses únicamente alternabamos las tomas para ir controlando cantidades. A los bebés prematuros se les corrige la edad hasta que llegan a los 2 años, por lo que ciertos aspectos de su vida hay que tenerlos muy en cuenta, en concreto, la alimentación.


Que el calcio no falte


En casa no comemos, ultraprocesados, alimentos azúcarados, ni azúcar libre. Es cierto que de vez en cuando nos damos un capricho, pero no es lo más habitual.

Actualmente. Abel come sólo muchas de sus comidas, excepto algunas cosas, como la sopa y demás, que aún no sabe. En la merienda, le suelen encantar los yogures naturales, que hago yo en casa, o alguna fruta...pero ¿que pasa cuando no estamos en casa?


Por lo mismo, me ha encantado poder probar, gracias a Nestlé, su nuevos YOGOLINO






¿Qué llevan?


Yogolino contiene todos los beneficios de la leche para ayudar a tu bebé en su crecimiento. Es fuente natural de calcio, que contribuye al crecimiento y desarrollo normal de los huevos de los bebés.

Está elaborado con leche fermentada y deliciosas frutas y tiene una composición adaptada a para los mas pequeños pos su cantidad adecuada de proteínas y grasas de acuerdo a sus necesidades.




En sus ingredientes podemos ver que la mayoría están elaborados con más del 60% de leche fermentada. La leche fermentada puede ser yogur o haber realizado un proceso de fermentación diferente, de igual modo, la leche fermentada es muy beneficiosa para el organismo. Encontramos algunos espesantes naturales, como la pectina que obtiene de la fruta (se puede ver en mermeladas), almidón de tapioca o maiz.







Pero lo más importante, es que NO NECESITAN FRÍO.




Están disponibles en 2 formatos, tarrina y bolsita.



El favorito de Abel es el de plátano y melocotón.



¿Cuándo los come?


Merienda en casa

Como os comentaba al principio, suelo hacer yogures caseros, pero no son eternos, hay veces que no me ha dado tiempo a hacer otra tanda, como hoy, por ejemplo, que justamente mientras escribo el post están fermentandose, pero no estarán listos hasta mañana.

En esas ocasiones, recurrimos a un yogur de este tipo para la merienda de Abel.






Merienda fuera de casa:

Aunque ahora mismo estamos en fase 1, por el tema del Covid-19, y no salimos tanto como antes, que podría pillarnos la hora de la merienda perfectamente haciendo algún recado o en el parque, actualmente, aunque sea menos habitual, también puede pasar.


Al no necesitar frío, me puedo llevar uno de ellos en el bolso, y si estamos en la calle, o hemos ido de visita, es probable que en la casa a la que hayamos ido no tengan algo que le guste a Abel para merendar. En este caso, son super prácticos.





Conclusión


A Abel le encantan, además como tienen muy buena textura, es casi capaz de comerlos el sólo. Lo malo que tienen, es el envase, como sabéis, estoy en proceso de reducción de plásticos, y el envase de estos, es de ese material. 


Por último, si deseais ampliar la información sobre estos yogures podéis hacerlo en el siguiente enlace:

Nestlé Yogolino







¿Los habeís probado? ¿Que opinais de los yogures adaptados?

Por cierto, no perdaís de vista Mi Instagram, tendreís un sorteo de estos yogures muy pronto!




#AD840 #LoRiquísimoDelCalcio

Comentarios