Meditación y Mindfullness. Estrés y ansiedad.

Esto es algo que no pensaba compartir ahora, puesto que no soy más que una principiante, pero a raíz de algunos comentarios que hice en los Stories de Mi Instagram, la respuesta aplastante fue que si, que os contase más sobre mi experiencia, ya que, la mayoría, estamos actualmente confinados en nuestras casas, por la pandemia del Corona Virus.

  


                                              



Os dejo también la entrada en formato vídeo de mi canal de Youtube, por si preferís verme por ahí.







Para que me entendáis mejor, quiero contar un poco como empecé con esto, pero podeís ir directamente, en el punto 3


1.   Tenía estrés  y no lo sabía


Viví un embarazo de alto riesgo, con un parto prematuro, lo que supuso muchos meses por delante de cuidados extra.

Ahora mismo, estoy preparando una oposición. Sólo esto, ya de por si, requiere mucho tiempo , esfuerzo, y disciplina. Compatibilizarlo con un bebé de 19 meses, es complicado. 

Le sumamos, este blog, y el canal, y los quehaceres y obligaciones diarias.


Antes aprovechaba, cuando mi hijo dormía la siesta, para estudiar,  pero muchas veces me quedaba a medias con el temario que había seleccionado para el día, acababa siempre frustada porque no llegaba. 

Si os interesa, puedo hablaros en otro post de como me organizo actualmente.


Entonces, empecé a intentar aprovechar cada segundo, poniéndome audios de mis temarios para escucharlos mientras cocinaba,limpiaba o iba a la compra, es decir, en modo multitarea y realmente sólo estaba empeorando el problema, y no me dí cuenta hasta que mi cuerpo me aviso. 





                                 


 2. El estrés


En la segunda semana de enero de 2020, empecé a sentir dolores agudos en lado izquierdo de mi cara. 

Eran como calambres o ardores muy intensos, que recorrían desde el oído hacia los dientes, a veces se concentraban, y a veces se expandían..



 Me diagnosticaron neuralgía de trigemino derivandome al neurólogo para buscar la causa exacta. con cita el 10 de marzo.
                                       

                                        



Neuralgía del Trigémino: La enfermedad del suicida.


La neuralgia del trigémino es un tipo de dolor crónico que afecta a la cara. Causa dolor, ardor repentino o sensación de shock extremo. Por lo general, afecta a un lado de la cara. ... La causa probable es un vaso sanguíneo que presiona el nervio trigémino, uno de los nervios más grandes en la cabeza.

La información en general sobre esta enfermedad o dolencia, es muy escueta,  y en general esta derivada por otras enfermedades o causas físicas que puedan presionar ese nervio, (como una endodoncia).

 Mi doctora me informó, que no estaba en el grado más grave, ya que mis episodios duraban pocos segundos, pero había personas, a las que les duraban minutos.


Y en parte por la desesperación de tener que estar 2 meses, esperando a que me viesen y comenzasen a estudiar mi caso particular, decidí hacer algunas cosas:


  • Buscar información en Internet



Que por cierto, da igual lo que busques,siempre pone que te vas a morir, de hecho, a esta enfermedad se la conoce como la enfermedad del suicida, porque según estudios, es el dolor más intenso que soporta el cuerpo húmano.

Sólo encontré dos videos de Youtube  de dos doctores, que lo nombraban muy de pasada. En ellos hablaban de la importancia del ejercicio, sobretodo en el tema de estiramientos, de la zona de las cervicales, ya que al ser presión física, puede haber algún musculo pinzando la zona,  y la alimentación en este tipo de dolencias, porque algunos alimentos pueden propiciar inflamación de la zona, o de los vasos nasales.


  • Contarlo por mis redes sociales y entorno:

Cómo apenas encontré información, pensé, que igual alguien lo conocía, y, podía ayudarme a ampliar horizontes. Gracias a las personas que compartieron  esta imagen, recibí mucha información .


Y algunos comentarios coincidían en un punto, momentos de estrés, lo desencadenaban






  • Hacer un diario:

Con idea de encontrar un punto en común, y poder controlarlo, empece a anotar cada vez que me daba un ataque. 

Escribia; la intensidad del mismo, y lo que estaba haciendo justo en ese momento.   También anotaba que había comido ese día, si había tomado café, chocolate, encurtidos...es decir, alimentos excitantes. 



Poco a poco fui llegando a una conclusión, los alimentos excitantes me empeoraban, y siempre solían ocurrirme los ataques en momentos de estar pendiente de muchos focos a la vez, es decir, si estaba alterada por el motivo que fuera, sucedía.

Por ejemplo; estaba cocinando, varias cosas a la vez,  y mi hijo se ponía a sacar un tarro de cristal de un cajón con el que podía cortarse si se le caía. 

Entonces, comencé a informarme sobre el estrés, y buscando técnicas de relajación que pudiera llevar a cabo por mi cuenta, algunas de ellas son:

-El ejercicio físico

Había dejado de hacer ejercicio cuando nació mi hijo,  durante mi embarazo, andaba cada día una hora o más, y si no podía salir por mal tiempo utilizaba la bicicleta estática. 



-El contacto con la naturaleza

Se puede tener simplemente yendo a pasear a un parque, playa o campo. 



-Disfrutar de las pequeñas cosas

Un café caliente, el chocolate, tu comida favorita, estar con tus seres queridos...


-La meditación

Esta demostrado científicamente que es beneficioso en muchos aspectos de la vida, la meditación nos ayuda a centrarnos en lo que de verdad es importante y no dar vueltas a cosas transcendentales que sólo nos sobrecargan de mala energía.




3. La meditación

Decidí darle una oportunidad a la meditación, ya que me la recomendaron varias personas durante conversaciones del mismo tema, y era algo recurrente en post, podcast y libros.




SE EMPIEZA CON 10 MINUTOS AL DÍA. ¿Que podía perder? Eso si, no os voy a negar que no dejaba de verlo como algo rollo religioso, pero nada que ver.

Comencé buscando meditaciones guiadas en Youtube, algo que os recomiendo, ya que al principio es fácil dispersarse o quedarse dormido.

Estos son los enlaces de algunas de las que he usado:


Meditación de 15 minutos para la mañana

Meditación de 10 minutos para la mañana



Meditacion. 8 minutos.

Mindfulness 15 minutos guiada.






Primeras veces:


En las primeras ocasiones simplemente me sentía en paz, relajada y de mejor humor conmigo misma. Al cabo de unos días, comencé a ver que las neuralgias fueron desapareciendo, pero si os soy sincera, no lo atribuí directamente a esto, si no a la alimentación.


Seguí practicando, porque me ayudaba a estar mejor conmigo misma, y además a descansar muy bien, ya que siempre he tenido problemas de sueño, y empecé a dormir del tirón y descansando.


El día 9 de febrero, comenzó a darme un ataque bastante fuerte mientras preparaba la cena.

En ese momento, en lugar de agarrarme la cara y esperar a que se pasase como solía hacer, apague la vitroceramica, y de pie en la cocina, cerré los ojos y comencé a centrarme únicamente en mi respiración, y se paró. El ataqué se paro de golpe.

Lo más sorprendente es que desde ese día no he vuelto a tener ninguno. En menos de un mes noté los resultados.

Un mes después del último ataque debía haber tenido mi consulta con el especialista, pero debido al estado de alarma, mi consulta se ha postpuesto, así que sigo sin tener un tratamiento real.


A día de hoy:

Desde entonces intento practicarlo antes de irme a dormir. Hay algún día que me lo salto, pero de verdad noto la diferencia.

Pongo alguna música relajante de unos 15 minutos y me concentro en mi respiración.


A mi hijo le digo que es la música de dormir, y funciona cada noche, especialmente las que tienen sonidos de agua. Le encantan.

Últimamente utilizo mucho la siguiente:




4. Mindfulness

A raíz de informarme de la meditación, sus beneficios y demás, prácticamente siempre se relaciona con esto.

También se conoce como atención plena.  Consiste en ser conscientes de lo que hacemos en el momento, de estar presentes en el ahora

Por ejemplo,  si estamos teniendo una conversación con alguien, no sacamos nuestro movil para dejar de hacerles caso. Si estamos comiendo, no estamos viendo la TV... es decir, centrarnos en lo que hacemos, y ser conscientes de ello, y no hacer 20 mil cosas a la vez, evitando la multitarea y miles de focos a la vez.


Os invito a que os informéis sobre el tema, porque realmente, es muy profundo y da que pensar.

Uno de los libros que se consideran esenciales, es El poder del ahora.




5. Covid-19

Como medio planeta, ahora mismo estamos en cuarentena por Corona Virus, bien y diréis, y ¿para que me has contado tu vida, y que narices tiene que ver con esto?

No, no voy a venderos ningún curso online, ni ningún rollo parecido, simplemente, quiero que os beneficiéis de poderos sentiros mentalmente bien en la situación actual.


El estado de aislamiento en el que estamos ahora mismo muchas personas, puede crearnos estrés y ansiedad a partes iguales. 


Y la meditación y el mindfulness son una forma muy eficaz y fácil de controlarlo. Os recomiendo informaros bien sobre el tema y probadlo, hay mucha información en la red, (os dejo algunos enlaces al final) porque de verdad notareis la diferencia.


La idea de utilizar la atención plena, para centrarnos en las pequeñas cosas y disfrutarlas en lugar de obsesionarnos con la idea de no poder salir de casa.






¿Como lo puedes aplicar?

El ejercicio físico

Tienes miles de opciones online de cardio, fuerza y mantenimiento.




El contacto con la naturaleza

Si tienes un jardín o una terraza la solución es fácil. Si no, intenta abrir las ventanas un rato por las mañanas, que entre el aire fresco y el sol, mira la lluvia si llueve, o el granizo mientras cae y asómate si lo necesitas.




-Disfrutar de las pequeñas cosas


Puedes ver tus series tranquilamente, ver fotos antiguas y disfrutar de un buen café sin prisas. O lo que se te ocurra. 

No dejes de mantener el contacto con tus seres queridos.

En lugar de pensar que tienes que estar encerrado, piensa en la suerte que tienes de tener un techo, con luz, internet y un móvil, ordenador o tablet con la que me estas leyendo.

Aprovecha el tiempo con tu familia o las personas que vivas. 


-La meditación

Solo necesitas cerrar los ojos y respirar. Da igual que no puedas salir de casa. 

Y si tienes que salir por trabajo también puede ser beneficiosa, para esa posible ansiedad generada por la crisis actual.



6. Mis consejos

Todo este mundo, acaba derivando en el tema de centrarse en lo importante, y olvidarse de lo superfluo y lo que no es necesario, y en muchos casos acaba relacionándose mucho con el minimalismo, algo que últimamente se esta adentrando mucho en mi vida, pero ese es otro tema del que también puedo hablaros próximamente si os interesa.

Algo, que normalmente se recomienda, es centrarse en la persona, y dejar de lado tanta tecnología y esa faceta de tantos estímulos a la vez que tenemos desde el móvil, pero realmente ahora, no vamos a prescindir de ciertos elementos si no queremos estar aislados, pero si podemos tener ciertas pautas para no volvernos locos y es que a más de uno el tema sobreinformación nos tiene abrumados,


En casa, hemos establecido algunas pautas:


  • Seguimos con la rutina de todos los días, nos levantamos y desayunamos a la misma hora, sobretodo por el peque, y el tiempo que teníamos de parque, ahora son juegos en casa que disfruta con su padre. 

  • En nuestro tiempo de trabajo/estudio no usamos los teléfonos ni las redes sociales salvo para lo propiamente dicho.

  • Sólo vemos la rueda de prensa de la mañana. Ni noticias, ni tertulias. Todo el día hablando de casos, de infectados y de fallecidos no es sano.

  • Todas las tardes aplaudimos a las 20:00. A mi hijo le hace mucha ilusión aunque no sabe ni porque ocurre.

  • Cada día hacemos videollamadas a mis padres en la mañana y a mis suegros por la tarde, para que vean a su nieto. 


  • En las redes sociales, no consumas lo que no te gusta. Si alguien comparte contenido que no te agrada, deja de seguirlo, o si no quieres, silenciarlo para no ver sus publicaciones. Pero no discutas con esa persona, enfrentarte no te servirá de nada.


Y además...

  • si sientes que tienes demasiado tiempo libre, puedes voluntario para ayudar a personas dependientes que necesiten ayuda para conseguir alimento o sus medicinas, eso si, usa todas las medidas de protección, por favor.

  • Si te agobia la situación a pesar de todo, hay psicólogos ofreciendo sus servicios gratuitos en este momento, recurre a ellos.




Espero que os animéis, a probar algo tan simple, me ha funcionado para liberar mi estrés y mi ansiedad por no llegar a todo, y a día de hoy, lo he compartido con todos vosotros, para aportar mi granito, a que podamos llevarlo mejor. Y por supuesto, siéntete libre de compartirlo con quien quieras y de aportar tu opinión en comentarios!

 #Yomequedoencasa

Besitos!

Comentarios

  1. Me alegro de que te haya funcionado, a mi el tema de la meditación me llama mucho pero las veces que lo he intentado no consigo relajarme, ahora que tengo todo el tiempo del mundo lo volveré a intentar!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al principio cuesta, porque la cabeza va a mil por hora y eso de estar un tiempo "sin hacer nada" hace incluso que nos sintamos mal, lo tenemos demasiado autoimpuesto en esta sociedad...pero no desistas, al final lo consigues y los benificios son infinitos, te lo garantizo.

      Besitos!

      Eliminar
  2. Mi pareja hace semanas empezó a escuchar algunos podcast de meditación y la verdad es que yo los he oído de fondo o a trozos y no me han llamado nada la atención.
    Ya veo que a ti te ha funcionado genial y me alegro muchísimo.
    Un beso y a seguir bien (en casa por ahora).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi marido dice exactamente lo mismo, pero realmente hasta que no lo pruebas en serio no notas nada. A mi antes tampoco me llamaban la atención ni creia que pudiese ayudarme.

      Besitos!

      Eliminar
  3. Que entrada tan buenisima, me alegra ver que estas mejor y que la meditación sirvió. Este año hice unas cuantas sesiones, pero no terminó de convencerme, voy a probar las que comentas que seguro que poco a poco va cambiando mis animos.
    Un besote y a seguir adelante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cuestión de dar con las que te funcionen, yo creo que la clave es que tanto la voz como el sonido te agraden, porque hay muchas que estan algo forzadas, o esa es mi sensación...y me chirrian. Son manías personales, reconozco que lo he probado muchas veces, en algunas clases en el gimnasio, o en preparación al parto, pero nunca me relajaba al 100%.

      Besitos!

      Eliminar
  4. Hola, guapa! Cuánto tiempo sin pasar por aquí! Muy buenos tus consejos. Me alegra que te haya ayudado la meditación, yo he hecho algún curso de mindfulness y de vez en cuando lo practico, aunque reconozco que no soy del todo constante...
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te haya gustado el post. Yo tampoco soy del todo constante, todo hay que decirlo, cuando tienes un niño pequeño en casa es muy difícil no estar pendiente de 20 mil cosas, pero el descargar la mente e intentar centrarme en el momento en cada cosa la verdad es que va funcionando.

      Besitos!

      Eliminar
  5. holla.
    great day and nice post my friend
    Stay Safe!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

No dejes tu link en los comentarios. Visito todos los blogs que me comentan, y puedo acceder desde tu perfil. Gracias.

Borraré todos los comentarios que contengan link.