viernes, 3 de noviembre de 2017

Jabón de castilla casero de aceite reciclado

Una de las cosas que más me preguntan, sobretodo por las redes sociales, es como hago los jabones caseros. Es una cosa bastante complicada de explicar, sobretodo por un comentario en una red social. Es fácil si se sabe hacer, pero no deja de ser un proceso delicado y muy exacto, con el que hay que tener ciertas precauciones para no quemarse y sobretodo para que queden bien.



Por ello, en el video de hoy, os enseño como hacer jabón de castilla, el famoso jabón que hacían las abuelas antiguamente, y algunas a día de hoy siguen haciendo con el aceite usado de todo el año.







Necesitamos:


A mi me enseñó mi abuelo, con la famosa formula de igual cantidad de agua que de aceite, pero con experiencia, y un poco de conocimiento, la técnica se ha ido perfeccionando, y para que las grasas saponifiquen bien, y nos quede un buen jabón limpiador las medidas os las dejo aquí por si queréis anotarlas.


Medidas para un kilo de jabón (medidas con sobreengrasado de -15%)


  • 232 gramos de agua (preferiblemente mineral o destilada)
  • 104 gramos de sosa caustica
  • 663 gramos de aceite de oliva usado




Sugerencias de utensilios:


  • Batidora eléctrica de brazo de plástico (para no quedarnos sin brazo, básicamente, la diferencia puede variar de 10 minutos batiendo a varias horas, y no exagero, podeís utilizar la que tengais por casa, fregadla bien después y ya está)
  • Un barreño o cubo de plástico más o menos duro.  (al que no le tengáis especial cariño para hacer la mezcla)
  • Moldes o envases para poner luego el jabón. Podéis aprovechar bricks de leche, envases de yogures y natillas vacios, bandejas de la carne...que sean de plástico un poco duro, si son muy finas a veces se deshacen, tened cuidado. También se pueden usar de silicona o moldes que tengáis por casa, aunque es preferible que se puedan cortar y no nos den pena.



⇨El paso a paso, os lo dejo en el vídeo, creo que está mucho mejor explicado y se ve mejor el proceso⇦







AVISO

ESólo sirve como jabón de limpieza. PARA EL CUERPO, CARA Y PELO NO SIRVE, ya que este jabón tiene un pH muy alcalino,  para que sea un buen limpiador, y que el aceite usado pierda todo su olor y las impurezas.


 Las recetas de jabón cosmetico llevan otras medidas y SIEMPRE SE HACEN CON ACEITE LIMPIO.


  • Es recomendable no utilizar ningún utensilio metalico para la realización del mismo.



  • Realizar en una zona ventilada, con mascarilla y guantes protectores.



Como os explico al final del vídeo, una vez llegamos al final del proceso, es decir, cuando el jabón llega a la traza, debemos enmoldarlo y esperar 24 horas, pasado este tiempo, lo desmoldaremos y cortaremos en trozos en caso de que lo hayamos enmoldado en recipientes grandes y esperaremos un mes, a que estos trozos "curen". En mi caso, suelo dejarlos que curen más tiempo, porque cuanto más antiguo es el jabón mayor calidad tiene, de hecho ahora mismo estoy utilizando jabones que realicé el año pasado.



USOS:

Este jabón, el de toda la vida, lo podemos usar de todas las formas imaginables, hay personas que lo utilizan prácticamente para todo, yo desde que lo hago en casa, me ahorro muchísimo en productos de limpieza, y además, reciclando.




1.Como friegaplatos.

Se puede usar frotando la pastilla directamente sobre la esponja o disolviendo la pastillas para convertirlo en jabón liquido. Antes me molestaba en disolverlo, pero ocupa mucho menos una pastilla de jabón que varias botellas de jabón liquido.

2. Jabón de lavavajillas.

Os podeís encontrar miles de recetas con este jabón para usar en el lavavajillas, desde personas que lo vuelven liquido al igual que para fregar a mano, y hasta convertirlo en pastillas. Os invito a que echeis un vistazo porque algunas son increibles. 

Mi versión es mucho más simple, únicamente lo rayo, con un rayador normal y corriente de los que tenemos en casa, y le pongo una cucharadita, de las pequeñas, en el cajetií del jabón y si está muy cargado o hay cosas con mucha grasa, le pongo además una de bicarbonato junto con el jabón.

En el departamento de la sal, le pongo sal de la de lavavajillas y en el del abrillantador lo he sustituido por vinagre de manzana, ya que he notado que da muchísimo mejor resultado. Esto lo aclaro, porque en algunas de las recetas que andan por Internet, no lo utilizan porque va incluido en el invento que hacen.


3. Manchas en la ropa

Se puede utilizar directamente sobre la mancha, humedeciendo un poco la pastilla y frotando sobre la prenda. Después meter a la lavadora como siempre.


4. Detergente para lavadora.

Al igual que para fregar los platos, existe la opción de hacerlo liquido o en gel, hay muchas recetas por internet que funcionan perfectamente, yo he probado varias, pero me ocurre igual que en el caso anterior, que de una sola pastilla sale muchísima cantidad y luego no tengo espacio para guardar tanto, he hecho diferentes pruebas, y al final lo uso rayado, una cucharadita en el cajetin de lavado, y si uso la opción de prelavado, otra en ese apartado. Lo único que cambia, es que si lavo ropa blanca añado una cucharada de percarbonato (lo venden en mercadona) y en caso de ser ropa de color, uso bicarbonato.

En el apartado del suavizante, no lo utilizo, debido a mi dermatitis atópica, en mi lavadora nunca ha entrado ese producto, al igual que mi madre no lo hacía, nosotras lo sustituimos por un chorro de vinagre de limpieza, que es más concentrado, ayuda a que se fije el color, elimina los restos de jabón y cal que hayan podido quedar, tanto en la ropa como en la lavadora, y además ayuda a suavizar la ropa. Y no, la ropa no huele a vinagre cuando la sacas de la lavadora, no huele a nada. A mi me gusta que la ropa no tenga aroma, pero hay quien añade aceites esenciales o esencias aquí.



5. Friegasuelos.


Igual que en los casos anteriores, se puede hacer liquido, y hay quien lo echa directamente rayado en el cubo. A mi personalmente, en este uso, si no se usa ya liquido no me gusta el resultado que da. La mejor que encontré fue esta

Deshacemos en una olla grande con 4 litros de agua 100 gramos de jabón de castilla rayado. Una vez este tibio, añadimos 1 litro de vinagre de limpieza y otro de alcohol de limpieza. Lo embotellamos y usamos un chorrito en el agua de fregar.


Si os soy sincera hace mucho que no lo hago, básicamente por pereza, suelo usar directamente alcohol de limpiar para fregar y desinfectar el suelo a partes iguales, pero se quedaba espectacular, y mi suelo es clarito.






8 comentarios:

  1. Me parece súper interesante, tendré que probar!

    Un besazo,
    Marisol x

    ResponderEliminar
  2. como los de las abuelas de antes! me gusta! besitos!

    ResponderEliminar
  3. Una amiga de mi madre lo hace desde hace años y siempre le pido un poco. Como detergente para las manchas difíciles de la ropa va genial.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Interesante ¡¡claro que si!! me encantan este tipo de proyectos caseros, aunque hay que tener tiempo, la verdad es que luego es una maravilla hacerlo.:) Un besazo enorme bella y ¡¡a darle duro y con energía a la semanita!!  Estamos en contacto. Muá :* ♥ ♥ ♥ ♥

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola guapa!

    Yo los hacía de pequeña en el cole y me encantaba!! además de ser lo mejor para la piel es super divertido!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Alguna vez he pensado hacer mis propios jabones pero al final me puede la pereza, no sabía que tenía tantos usos el jabón de lavar! Están genial ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Hola, me gustaría aprender a hacer estas cosas, tiene que estar muy bien y además es gratificante crear tus propios productos, un besote.

    ResponderEliminar
  8. Yo no lo hago pero mis tias sí, y mi madre siempre me da un trozo que me dura siglos. Para las manchas del bebé es genial!

    ResponderEliminar

No dejes tu link en los comentarios, nos perjudica a ambos. Visito todos los blogs que me comentan, y puedo acceder desde tu perfil. Gracias. Borraré todos los comentarios que contengan link.