martes, 25 de abril de 2017

¿Te cuidas realmente?

Hay veces que invertimos mucho tiempo y dinero en cuidarnos y vernos bien, pero alomejor no hacemos lo más lógico, que es cuidarse por dentro, y es que todo lo que ingerimos o tomamos, acaba afectandonos más de lo que pensamos, y alomejor no toda la culpa es de los cosméticos que no funcionan.

El tabaco, el alcohol, dormir mal, una mala alimentación, la cafeína...son algunos de los ejemplos enemigos de la belleza saludable, si no los puedes evitar, al menos, reducelos.

El estilo de vida es tan importante como las rutinas de cuidados faciales, corporales y capilares. Muchas, incluida yo, tenemos malos habitos, y eso nos afecta de algunas formas que vamos a ver a continuación.





El tabaco:

Siempre se ha dicho que el tabaco es malo para la salud en general, y es sabido que genera muchísimas faltas en el organismo. Una de las causas que produce es privar al organismo de vitamina C, de manera que hace que tu piel envejezca más deprisa y tenga un aspecto mate. Además provoca el estrechamiento de los vasos sanguíneos, aumentando la propensión a la celulitis y arañas vasculares.





El alcohol:


El alcohol dilata los vasos sanguíneos y da lugar a la aparición de rojeces y manchas en la piel. Además es diurético, de manera que roba auga al organismo y hace que la piel muestre un aspecto escamoso. Las toxinas que contiene el alcohol obligan al hígado a trabajar más, provocando hinchazón, enrojecimiento de los ojos y cansancio. El alcohol, además, tiene muchas calorías vacías.


Dormir poco:


Mientras duermes, tus glándulas producen un hormona que tiene efecto reparador sobre el organismo, si no duermes lo suficiente, disminuye tu capacidad de luchar contra las enfermedades, las infecciones y el estrés. Como consecuencia, tu piel puede parecer mate, presentar granitos, tus ojos pueden desarrollar ojeras y es posible que sientas el cuerpo pesado.


El estres:


El estres inunda el organismo de adrenalina y cortisol, una sustancia que drena la sangre de la pel y fuerza al corazón a trabajar más duro. El resultado es un cutir grisaceo y un cuerpo tengo.


La comida basura:


La llamada "cheat meal" o "comida chatarra" contiene muchas grasas, azúcares y sal. Suele ser pobre en nutrientes, vitaminas y fibra. Ingerir de forma habitual este tipo de alimentos equivale a prescindir de nutrientes esenciales, lo cual provoca una piel pálida y con erupciones; por otro lado, el consumo excesivo de sal, azúcares y grasa, puede dar al cuerpo un aspecto abotagado, aparte de fomentar la retención de grasas y liquidos.

El ordenador:


Trabajar ante un ordenador puede provocar estrés y tensión en el cuello y en los hombros. La radiación de la pantalla puede resecar los ojos, obligr a forzar la vista y favorecer la aparición de arrugas. Por eso es importante descansar la vista cada cierto tiempo, podemos usar gotas o hacer ejercicios de relajación ocular. También hay que tener muy en cuenta la calidad del monitor del ordenador que estemos utilizando, tanto el tamaño como la definición del mismo, ya que los más modernos suelen venir muy equipados en este sentido, mientras que los muy antiguos, no cuentan con ningún tipo de protección de este tipo, de hecho, recuerdo que mi primer ordenador tenía una especie de pantalla de cristal entre el monitor y yo, que se colgaba de la parte superior con unos velcros y unas pestañas,  para proteger los ojos en este sentido.



La cafeína:

Que rico nos sienta el café por la mañana y a media tarde para espabilarnos. La cafeína no sólo esta presente ahí y en los refrescos, también se encuentra en el chocolate y en algunos tipos de té. Esta estimula la producción de adrenalina, la hormona del estrés, y hace que te sientas más despierta. Sin embargo, al ser diurética, puede deshidratar la piel y darle un tono mate. La cafeína entorpece la eliminación de toxinas y la absorción de nutrientes por el organismo, con lo que también aumenta la propensión de celulitis.


No es malo del todo tomar cafeina, pero hay que ver de donde viene esta, no es lo mismo tomarse un café recien molido de buena calidad, y que un refresco con 20 kilos de azúcar.  Lo suyo es no superar la dosis de 2 cafés al día. Siempre se puede probar a sustituir por otros productos, como los tés, de hecho yo antes no podía vivir sin el café bien cargado por las mañanas, de repente un día comenzaron a darme taquicardias (un cumulo de factores), después de tomarlo, así que lo elimine por completo, muy a mi pesar, y lo sustituí por el té negro, del que voy probando diferentes versiones, y me espabila al igual que el café. A día de hoy vuelvo a tomarlo, pero ni por asomo la misma cantidad que antes.


La solución:

Es bien sencilla, no hace falta que nos convirtamos en sargentos de lo sano, pero si hay reducir en la medida de lo posible todas estas cosas que nos hacen daño. Esta claro que no es lo mismo tomarse una copa de vez en cuando, que emboracharse como una cuba cada fin de semana, al igual que no es lo mismo tomarse una hamburguesa de algún restaurante de calidad dudosa, que hacerlo cada día o incluso tomar en casa esos alimentos procesados/congelados. De vez en cuando no pasa nada, pero es mejor seguir una dieta sana, e intentar evitar estas cosas que tan nocivas son.

El tema del estrés y el sueño están muy ligadas, y muchas veces no sólo depende de nosotros mismos. Sobre todo las personas que vivimos en las ciudades, en concreto en Madrid, la gente va demasiado rápido y con mucha prisa a todos sitios, cosas que en otras zonas de España no lo ves. Aquí, realmente vivimos estresados, y creo que es muy importante saber llegar a casa y desconectar 100% de todo,y  relajarse. Un baño caliente, una comida rica que te guste, un buen libro, o incluso la meditación...son buenas ideas, para relajar la mente y aprender a descansar mejor.



¿Cometes alguno de estos pecados? ¿Qué haces para cuidarte?





10 comentarios:

  1. Hay que tener un equilibro en todas estas cosas



    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues salvo por el alcohol que si que tomo muy poco del resto tengo para dar y regalar, estrés por el trabajo, dormir poco y trabajo con un ordenador todo el santo día. Esto se lo tengo que enseñar a mi jefe, jajaja. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suena demasiado si, enséñaselo, si te hace caso eso que te llevas.

      Besitos!

      Eliminar
  3. Unas recomendaciones geniales, un besazo y viva la vida Slow

    ResponderEliminar
  4. Pues si, hay que cuidarse mas y darse los caprichos necesarios, a veces pagamos un alto precio por un mínimo tiempo de placer
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, aunque de vez en cuando no está mal pegarse un caprichito.

      Besitos!

      Eliminar
  5. A partir del segundo creo que cometo todos, ajja, un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a cuidarse más, que como dice mi señora madre, cuerpo sólo tenemos uno.

      Besitos!

      Eliminar

No dejes tu link en los comentarios, nos perjudica a ambos. Visito todos los blogs que me comentan, y puedo acceder desde tu perfil. Gracias. Borraré todos los comentarios que contengan link.