martes, 23 de junio de 2015

Reflexiones a 10 días de mi boda.

No pensaba compartir nada personal de mi boda, a excepción de la manicura y el maquillaje que decida utilizar una vez pasado el evento, al igual que alguna foto del vestido, y quizás más adelante ideas para como organizarse, pero, he decidido compartir estas líneas, porque necesitaba sacar lo que tengo dentro, y como es mi blog, pues escribo.

Te cuentan de todo sobre las bodas, oyes de todo, vas de invitado, se casan familiares cercanos y lejanos, pero no sabes realmente lo que es hasta que te toca directamente a ti, a ti como novio o novia. En mi caso, la novia soy yo, y el novio, pues mi futuro marido, lógicamente.

La norma es ponerse nervioso antes del evento. Yo sinceramente, quitando por pequeños detalles, estoy bastante tranquila, (aunque ya veremos la próxima semana).Esta claro que el día de antes lo estaré, como siempre que tengo algo importante, me cuesta dormir, vamos, que va intrínseco en mi persona.

Pero sin duda, una de las cosas que más me ha hecho reflexionar, es el tema invitados. Siempre es un tema de controversia, tienes gente que se autoinvita, compromisos...Cuando tu principal consigna es que quieres una boda intima, especial, y con gente que de verdad quiera verte casando y no vaya por el quedar bien, y sobreotodo...una cosa que deje bien claro, ¡no quiero a nadie que no conozca en mi boda! Entonces la lista empieza a recortarse, y siempre hay disputas, porque en muchas ocasiones, tienes familiares lejanos, que se preocupan mucho más por ti que familiares de primer grado de consanguinidad. Y no digamos si invitas al tío segundo y al primo segundo, y no al otro tío segundo...ya la hemos liado.

El momento de entregar las invitaciones me ha resultado lo más curioso, nos ha pasado de todo, desde aplaudirnos, abrazarnos y lo más desagradable y cansino....



Preguntar cosas como: "¿Te lo has pensado bien" "¿Y para que te casas a estas alturas?"

Y es que hay veces que se ve que viene de cachondeo, y otras, sienta bastante mal, según como venga enfocada la conversación. Pero de verdad, la frasecita, cuando os inviten a una boda, ahorrárosla, porque a más de uno te entran ganas de decirle, "pues oye, no me lo he pensado, mejor no te la doy."

Aunque es peor entregarla y que acto seguido te empiecen a contar anecdotas de no se quien, que se caso y se divorcio al mes, dos meses, al día siguiente...o el mes anterior... vamos a ver...que ¡me voy a casar! ¡No me hables de quien se separa!

También reconozco que he tenido conversaciones muy agradables, sobretodo con matrimonios mayores, que te cuentan con nostalgia como se pidieron la mano, como fué su boda, como la organizaron, y como eran las cosas antes, y emocionados te dicen que por supuesto que van a la tuya. O con gente que le falta montarte una fiesta para darte la enhorabuena.



Sinceramente, me da lo mismo lo que me digan, es mi boda, invito a quien quiero, y a quien quiere estar. Y aún así, te sorprendes. Te sorprendes un montón con gente de la que esperas mucho, de la que esperas que te apoyen, que disfruten contigo, y que compartan cada pequeño detalle que preparas para ese día, y te das la hostia, te das cuenta, de que ESA GENTE, no vale una mierda, que da igual que conozcas a esa persona desde hace 10, 20 o 26 años. Mucha gente demuestra que no le importas en cosas así. Y lo que más me alucina, es que normalmente estas cosas me han pasado en momentos malos, estando ingresado mi pareja, en el hospital, habiendo tenido algún tipo de problema con alguien, o por el motivo que sea, pero un momento malo de tu vida que te dan la espalda. Pero resulta, que en un momento feliz, e importante, que lo que te apetece es compartir con tu gente, a los que tu quieres, tampoco les interesas.

Por suerte, también te sorprendes para todo lo contrario, gente con la que no contabas, gente que esta ultraocupada con su vida, personas que piensas que van a tener cosas mas importantes que tu, bien por trabajo, por lejanía, o porque no te conocen desde hace tanto, y resulta que son las que más se implican. Amigos de padres y suegros, que se preocupan y te preguntan que tal te va, y te dan consejos de donde poder conseguir las cosas y que te queden mejor. Personas, amigos que se ofrecen a echarte una mano porque se te ha ocurrido la genial y maravillosa idea de hacer todos los regalos de la boda tu misma y saben que es una locura, y aún asi rechazas la ayuda porque quieres que sea sorpresa para esas personas también...y claro, en tu fuero interno lo agracedeces enormemente, y vas acumulando sentimientos buenos contra unos, y malisimos contra otros, y entonces, sabes porque el día que te casas es el mas importante de tu vida, no es porque firmes un papel que ponga que eres un matrimonio, ni por el pastizal que te gastas, ni por el tiempo que inviertes en preparar cada mínimo detalle (sobretodo si eres una obsesa de hacerlo todo tu mismo y único como yo), ni tampoco porque vayas a empezar una nueva etapa con tu pareja porque la gran mayoría ya convive de antes... no...no es por nada de eso, es porque, te das cuenta, de la cantidad de gente que comparte las cosas importantes contigo, y que de verdad te hacen feliz estando a tu lado. A todos los que sois, gracias, y a los que no, también, porque a los que se han portado, les habeís hecho más grandes.

Besitos de caramelo.


8 comentarios:

  1. Ay, esas preguntas del tipo "¿Y pa qué te vas a casar?" me recuerdan a la madre de mi novio, mi futura suegra.. Yo tengo claro que me quiero casar, aún no pero en unos años sí, y recuerdo una vez que surgió el tema, que me dio a entender que la idea no le gusta.. Pero vamos, pasando de esa gente! Lo que importa es que tu pareja y tu queréis hacerlo, no tenéis porqué dar explicaciones a los que las piden porque a los que realmente les interesas no las necesitan.
    No sé si te lo he dicho, creo que no, pero felicidades!! ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!

      Bueno, a mi lo que menos me han preguntado es porque me caso, de hecho creo que nadie se lo ha cuestionado...han sido peores las conversaciones sobre divorcios la verdad.

      Y como tu dices...yo paso...ya vendrán ;)

      besitos de caramelo

      Eliminar
  2. Lo que cuentas de tu experiencia me suena, pero haces muy bien: tú a lo tuyo y a ser feliz, que la principal artífice de tu felicidad eres tú misma. Así que sólo me queda darte todo el ánimo del mundo. ¡¡¡Pásalo genial y mis más sinceras felicitaciones!!!
    BSS
    Nuevo post http://tupersonalshopperviajero.blogspot.com.es/2015/06/land-vineyards-sky-suites-and-one.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por tus animos =D

      Besitos de caramelo

      Eliminar
  3. 0:50 de la noche, leo tu entrada, me decido a escribir. Quedan 10 dias para la boda... no, para TU boda, la boda de mi mejor amiga, segunda hermana, compañera de fiestas, risas etc...
    Espero con ansia el 4, ganas de ver las SORPRESAS tan ocultas que nos has preparado, de ver la cara de felicidad de dos personas que son grandes, pasarlo bien, hacerte fotos hasta que me llames pesada.
    Hace unos 4 años no imagine que estaria aqui, disfrutando de cada dia, esperando mas nerviosa q tu a que llegue el dia. Hoy gracias a nose que... estoy, y por suerte me hago un sitio en el pedestal de las personas importantes o eso creo, porque las buenas amigas y las buenas personas nunca fallan, perdonan, entienden, y ayudan. Gracias una vez mas x volver a estar ahi... sabes que yo tambien estoy.
    El dia que me case sabre todo esto... el problema que sabes q la paciencia no es lo mio y yo cortare por lo sano. Jaja

    Bueno pequeña, animo, disfruta de lo que te queda de soltera que pasas a ser mujer de... ajjajajajajaja

    Am por cierto, yo tambien quiero dar las gracias a aquellas personas que hoy me dejan ser mas grande, mucho mas grande de lo que ya era... y una frase que me gusta desde hace unas semanas... yo si que estoy en mi sitio!!!

    A disfrutar con los que te queremos de verdad y no pienses mas... que viene el fieston del año.

    Mil besitos ( de caramelo no, de chocolate con mora) jaja te quiero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MMm chocolate con mora, jajaja

      ¿Pensar? oYa sabes que yo me desahogo, grito un poco, tiro la indirecta, y a otra cosa...

      Una semana ya! no falta nada...a ver si llega ya, y me relajo, que estress de terminar cosas =(

      Lo bueno, es que el día que a ti te toque tendrás a tu hermana y a mi para ayudarte jajaja, que ya nos hemos calentado la cabeza antes =D

      Besitos de caramelo. Yo tambien te quiero!

      Eliminar
  4. Me has hecho reflexionar con tus reflexiones (valga la redundancia). A mí también me gustaría conocer a todas las personas que vengan a mi boda (si alguna vez llego a casarme :P) y veo que el tema de los invitados va a ser complicado. No quiero que se convierta en una obligación en plan: como he invitado a este, tengo que invitar también a este otro. Y ya se me ocurren varios nombres con los que pasaría algo parecido...
    Respecto a amigos o familiares que están o no están en momentos importantes de tu vida, al menos es una forma bonita (no es una circunstancia de enfermedad) de descubrir con quién cuentas y con quién no.
    ¡Besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo eso es lo más claro que tenía, y la verdad, lo que opinen los demás, me trae sin cuidado.

      Gracias por pasar.

      Besitos de caramelo

      Eliminar

No dejes tu link en los comentarios, nos perjudica a ambos. Visito todos los blogs que me comentan, y puedo acceder desde tu perfil. Gracias. Borraré todos los comentarios que contengan link.